Se produjo un error en este gadget.

domingo, abril 17, 2011

INFERTILIDAD: Fertilización in Vitro


Una de las noticias más fuertes que una pareja puede escuchar de su doctor, es que tienen problemas para concebir hijos de forma natural: INFERTILIDAD.

La Fertilización in Vitro es uno de los caminos para conseguir el tan anhelado embarazo. Sin embargo, es un proceso doloroso, emocionalmente hablando. Y monetariamente, muy costoso, por cierto. Acá les expongo mi punto de vista, con información que he leído y recabado con cariño para ustedes.

¿En qué consiste este proceso?
Sicológicamente hablando, comienzan los cuestionamientos: "por qué yo", "por qué nosotros, si hay tantas parejas que pasándolo bien logran concebir, por qué nosotros tenemos que someternos a este proceso de inyecciones y operaciones". Y agreguemos a esto que, de forma insospechada, comienzas a ver muchos bebés y mujeres embarazadas: te topas con ellos en toooodos lados! Hay que ser emocionalmente muy fuerte para mantener arriba el ánimo! Es un proceso de mucho desgaste y nerviosismo, malestar físico a causa de las hormonas, etc.

- Lo primero que el doctor dice es: Sólo hay un 30% de probabilidades de lograr quedar embarazada. Ya partimos mal. Cuando se piensa que está todo impeque para lograr el embarazo por este camino, resulta que no es así. Además, piensas "tremenda "inversión" ($4.000.00 app) y los resultados no son asegurados". Pero cuando está la necesidad y el deseo de tener hijos, el costo emocional y monetario, no importa.

- Luego, una vez tomada la decisión de someterse a este proceso, comienzas a ver que hay un gran cuestionamiento social con el tema, y este es heavy. Recuerdo una vez, en una conversación con un sacerdote, le pregunté qué opinaba acerca de la Reprodución Asistida y me dijo: "Ser madre es una bendición. Por lo tanto, no es de todas este regalo: sólo algunas pueden concebir. Los hijos provenientes de una fertilización asistida son INDIGNOS". Qué ganas de golpearlo! (Perdónenme mis amigos católicos). Indignos? En la FIV también está el milagro de la vida! No es de "todas el regalo" de lograr el tan anhelado embarazo! Si bien es cierto, se implantan los embriones en el útero, pero sólo un 30% logra que los "huevitos se agarren". AHI ESTÁ EL MILAGRO!

- Y es un sacrificio el tema de las hormonas: estas se inyectan en la guatita y en las piernas y sirven para producir mayor cantidad de óvulos y ovocitos y preparar tu útero para recibir los embriones. Puedes solicitar la ayuda de una enfermera para aplicarlas, pero es fácil inyectarte sola. Las mismas enfermeras enseñan a hacerlo. Sin embargo, cuando llega el momento, es fuerte encontrarte con la inyección, lista, preparada para inyectarla: ¿estará bien acá? ¿estará bien así? ¿duele? Además, estas inyecciones producen ciertos cambios hormonales que en ocasiones resultan dolorosos (imagínate con 20 óvulos en el mejor de los casos, donde generalmente hay sólo uno). Y si colocas la inyección donde hay una venita, bienvenido el moretón! Y ahí estás, con la guata y las piernas con un montón de pinchazos y más encima con moretones. No es muy lindo, muy por el contrario, da mucha pena. Ese es el momento cuando hay que cambiar el switch automáticamente y decir: Un hijo merece todos los sacrificios.

- Luego, una vez que se han inyectado todas las hormonas (12 a 14 días), viene el proceso de aspiración de los óvulos, y aquí, también hay un momento complejo emocionalmente: no todos los óvulos son "bonitos" como para fertilizarlos. Los doctores generalmente implantan 2 a 3 embriones, para lo cual toman un poco más de huevitos para fertilizar (7 a 8 generalmente), pues no todos "sobreviven" al proceso de fertilización. Si la estimulación ovárica no ha sido buena, y has dado "pocos huevitos", ojalá tengas suerte y estos sean "bonitos". Si has dado muchos huevitos, te preguntarán "¿quieres donar tus huevitos de forma anónima? Yo creo que la mayoría de las mujeres diría que sí, claro! ¿Cómo no ayudar a una mujer que tiene el anhelo en su corazón de ser mamá? (Aunque también viene el cuestionamiento religioso!) ¿Tú donarías tus huevitos que sobren? También tienes la opción de congelarlos para un segundo intento.

- Y por último, viene el proceso de implantación: colocan en el útero los embriones (2 a 3), y el doctor, de forma romántica dice "Estás técnicamente embarazada". Y ahí vas, a sala post operados, inmóvil por dos horas y luego para la casa, a continuar inmóvil por dos días más. Y a esperar. Dos semanas de espera. Dos semanas de ilusión, sueños, de cariñitos a tu guatita, de hablarles y cantarles para que te sientan.. y que se agarre al útero aunque sea uno!. Y ahí viene el milagro de la vida. Ojalá todo resulte y logres un embarazo! Una amiga logró un embarazo y estaba feliz!!! Valió la pena todo el esfuerzo y sacrificio! Sin embargo a las semanas, tuvo un aborto espontáneo. También ocurre. Hubo que levantarla con psicólogos y mucho amor. Obviamente, quedó destruída. Y también están aquellas, la mayoría, que no logra que sus huevitos se agarren al útero: no logra el embarazo. Tremendamente doloroso.


* Por lo tanto, y esto va relacionado con el post anterior, si has decidido postergar la maternidad, congelar tus óvulos para que cuando decidas embarazarte estos sean hermosos y saludables, debes tener en cuenta que vivirás todo el proceso que te describí. Y con altos costos monetarios asociados.

Costos:


El costo, equivalente a unos $4.000.00, involucra los exámenes previos, la ayuda de un psicólogo, las hormonas a inyectar y el proceso de aspiración de ovocitos e implantación de embriones. Las ISAPREs no cubren este proceso; no obstante, en FONASA existe un Programa de Fertilización Asistida que cubre parcialmente este costo. Para ello es necesario postular y cumplir ciertos requisitos. Más información acá.

Lo escasamente reembolsable por FONASA lo puedes encontrar acá.


Si te toca vivir este proceso, o sabes de alguna amiga que debe vivirlo, recomiéndale que visite http://www.forodelzocalo.cl/ Ahí hay muchísimas mujeres compartiendo sus experiencias al respecto, incluso hay doctores entregando su apoyo y orientación. No se sentirán solas!!

lunes, abril 11, 2011

Postegar la Maternidad - ¿Buena decisión?



Curiosamente, este tema me ha invadido de forma inesperada y contínua, a través de reportajes, noticias, opiniones, encuentros, movilizaciones, etc. Incluso, en mi vicio más reciente (tuiter) tengo un follower experto en infertilidad, con quien hemos conversado muchas veces el tema, aprendiendo, compartiendo experiencias, etc.... Raya para la suma: me ha bajado una especie de obsesión analizando y cuestionando qué tan benefecioso y/o egoísta resulta tomar esta decisión.

Y particularmente la obsesión es porque en mi círculo de amigas, (la mayoría mujeres de más de 30 años, solteras, sin pareja estable), y sí, este pechito también, hemos decidido postergar la maternidad en pos de un desarrollo personal y profesional. Entonces claro! El tema me afecta directamente.

¿Ventajas de esta decisión? Muuuchas!!! El cielo es el límite!!!, por lo tanto, cada vez hay nuevos y mejores y más entretenidos desafíos. Esto, al menos para mí, es ADICTIVO. Y si hablamos fríamente, la maternidad sería un freno momentáneo a este desarrollo. Pero!!! Siempre hay un pero. El RELOJ BIOLOGICO. Maldito reloj biológico.

Y no voy a referirme a la presión social (familia y cercanos), que comienzan con preguntas y bromas desagradables porque los hijos no llegan (en el caso de matrimonios establecidos) y acerca de por qué no tiene pareja (en el caso de las que han optado por los Touch & Go... Claro, una pareja en ocasiones podría convertirse en una especie de freno si es que le toca un troglodita machista).

Hablemos del Reloj Biológico. Es una realidad que la fertilidad de la mujer va disminuyendo de manera progresiva después de los 20 años hasta llegar a puntos relativamente bajos después de lo 35 años. Cada mes las mujeres en sus 20 años tienen una probabilidad del 20-25% de quedar embarazadas, las de 30-35 años alrededor de 15%, las de 35-40 años un 10%, de 40-45 años solo un 5% y las mayores de 45 años un escaso 1% mensual. La razón que explica la caída en las tasas de fertilidad a medida que avanza la edad materna es el envejecimiento de los óvulos: a diferencia de lo que ocurre en el hombre –que recambia constantemente sus espermatozoides- los óvulos envejecen con su dueña y sufren los embates del tiempo sobre su carga genética.

Este punto, este odioso pero muy cierto punto, es el que a algunas mujeres las hace torturarse en silencio. Desde pequeñas jugamos con muñecas, jugábamos a ser madres y para qué hablar de cuando vemos a una amiga con un bebé... baja toda la ternuna y emoción, y hasta aparecen unas mínimas muestras de adn maternal. Sin embargo, por privilegiar nuestro desarrollo, se postergó la maternidad.

Y si tiene más de 35 años, ojo, que para peor, las probabilidades de ser madre disminuyen. Pero por favor!! Si a los 35 años estamos en plena flor de la canela! En pleno desarrollo social!! Estoy en la edad óptima para seguir perfeccionándome!!! No nos pongan freno!!!!

Pues bien, la solución que veo a esto, es la Criopreservación de Ovulos. Hoy, que los óvulos están jóvenes, saludables, es recomendable guardarlos para que cuando decidas al fin ser mamá, puedas hacerlo sin mayores dificultades, a través de una Fertilización in Vitro. El costo es un poco elevado, pero si has decidido postergar tu maternidad por un desarrollo profesional, seguramente podrás destinar parte de tu ahorro para cubrir este gasto.

De las implicancias de la In Vitro, sus costos emocionales, cuestionamiento social, hablaremos en el próximo post. ¿Les tinca?